viernes, 7 de noviembre de 2014

EL JUEZ DE LOS DIVORCIOS, SEGUNDA ENTREGA

El JUEZ DE LOS DIVORCIOS
Entremés de Miguel de Cervantes Saavedra.


JUEZ.-  ¿De quién señora?

MARIANA.-  ¿De quién? De este viejo que está aquí

JUEZ.-    ¿Por qué?

MARIANA.-  Porque no puedo aguantar sus quejas, ni puedo curar todas sus enfermedades, que yo no nací ni para medico ni para enfermera. Señor Juez por favor quiero el divorcio. Tengo la cara llena de arrugas de llorar y llorar todos los días por estar casada con este viejo.

JUEZ.-   No llores, señora; y no grites, que yo haré justicia.

MARIANA.-   Señor Juez,  los matrimonios cada tres años tienen que deshacerse o firmar de nuevo y no ser para toda la vida.

JUEZ.-   Señora eso es imposible. Diga aquí las razones que tiene para pedir el divorcio.

MARIANA.-  Todas las noches, en invierno y en verano, me levanto tres veces  para darle su medicina y además no puedo aguantar el mal olor de su boca.

VEJETE.-   ¡No puede ser!, porque no tengo ningún diente en mi boca. Ese mal olor de mi boca solo viene de su mal mal corazón. Mi boca y mi estomago están muy bien. Y esta mujer solo riñe, grita, y me trata de malas maneras. Solo quiere matarme para quedarse con todo el dinero y la casa.




Vocabulario


Malas maneras
deshacer
enfermedades
riñe
firmar

olor
llorar

diente
medico

No puedo aguantar
enfermera

imposible
No nací para

razones
Curar

matrimonio
aguantar

casada
quejas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada